elicriso.it - revista de la natura y ambiente
martes, 23 de septiembre de 2014
  Skip Navigation Links
   Elicriso ofrecido en  
Texto normal Texto grande Un texto más grande
Las secciónes
Cómo cultivar y curar las plantas
Abutilon
Acacia
Acalypha
Acanthus
Achimenes
Acorus
Actaea
Adelfa
Adromischus
Adiantum
Adromischus
Aechmea
Aeonium
Aeschynanthus
Agapanthus
Agave
Ageratum
Albizia
Allamanda
Alocasia
Aloe
Alpinia
Alsobia
Ananas
Anthurium
Antirrhinum
Aphelandra
Aporocactus
Aquilegia
Araucaria
Ardisia
Areca
Aristolochia
Asparagus
Aspidistra
Asplenium
Aucuba
Azalea
Babiana
Bambú
Bauhinia
Beaucarnea
Begonia
Beloperone
Bessera
Billbergia
Bouganvillea
Bouvardia
Bowiea
Browallia
Brunfelsia
Cala
Caladium
Calathea
Calceolaria
Calendula
Callisia
Callistemon
Camelia
Campanula
Campsis
Casuarina
Catharanthus
Celosia
Cereus
Ceropegia
Chamaedorea
Cissus
Chlorophytum
Clerodendrum
Ciclamen
Clivia
Clusia
Coleus
Columnea
Conophytum
Cordyline
Cotyledon
Crassula
Crossandra
Croton
Cryptanthus
Curcuma
Cycas
Cyclamen
Cytisus
Davallia
Dieffenbachia
Dimorphotheca
Dionaea
Dipladenia
Dracena
Echeveria
Echinocactus
Echinopsis
Epiphyllum
Eustoma
Fatshedera
Fatsia
Ficus
Filodendro
Fittonia
Flor de pájaro
Fuchsia
Gardenia
Geranio
Gerbera
Gloriosa
Grevillea
Guzmania
Gynura
Haworthia
Hedera
Hedychium
Hibiscus
Hippeastrum
Hoffmannia
Hortensia
Hosta
Hoya
Hypoestes
Impatiens
Ixora
Iresine
Jacaranda
Jazmin
Justicia
Kalanchoe
Kentia
Lampranthus
Lapageria
Leptospermum
Lithops
Lobelia
Mammillaria
Mandevilla
Maranta
Medinilla
Murraya
Neoregelia
Nephrolepis
Nertera
Nidularium
Pachira
Pachypodium
Pachystachys
Pandanus
Papiro
Passiflora
Pellaea
Pellionia
Peperomia
Pereskia
Pilea
Pittosporum
Platycerium
Plectranthus
Plumbago
Plumeria
Poinsetia
Polianthes
Polypodium
Polyscias
Polystichum
Potos
Pteris
Rebutia
Rhoeo
Ruellia
Saintpaulia
Sansevieria
Saxifraga
Schefflera
Sedum
Selaginella
Senecio
Sinningia
Skimmia
Solanum
Sparmannia
Spathiphyllum
Stapelia
Stephanotis
Streptocarpus
Stromanthe
Syngonium
Tagetes
Tetrastigma
Thunbergia
Tibouchina
Tillandsia
Tolmiea
Trachelospermum
Trachycarpus
Tradenscatia
Tropaeolum
Urceolina
Vallota
Veltheimia
Vriesea
Woodwardia
Xanthosoma
Yuca
Zamia
Zamioculcas
Nuestras amigas orquídeas
Las plantas aromáticas
Las plantas medicinales
Lenguaje de las flores y de las plantas
Las plantas alucinogenas
Desastres y masacres ambientales
Medio ambiente
Naturaleza, empleos, costumbres del América del sur
Artículos de los lectores
Links
Contactos
Redacción
Lenguaje de las flores y de las plantas
Como cultivar y curar las plantas
COMO CULTIVAR Y CURAR LAS PLANTAS
ALOE


El género Aloe, muy rico en especies, comprende plantas originarias de África, de Madagascar y de Arabia.
Aloe, cultivo y cura
En este artículo:
Clasificación botánica Características generales Especie principal Tecnica de cultivo Riego Suelo - Trasplante Abono Floracion Poda Multiplicación Plagas y enfermedades Propiedades terapéuticas Curiosidades
CLASIFICACIÓN BOTÁNICA

Reino
:
Plantae

Clado
: Angiosperme
Clado
: Monocotiledoni
Orden
:
Asparagales

Familia
:
Asphodelaceae

Género
:
Aloe

Especies
: ver el párrafo “Principales especies”



CARACTERÍSTICAS GENERALES

El género Aloe (también conocido como sábila) pertenece a la familia de las Ashodelaceae muy rica en especies, comprende plantas originarias de África, de Madagascar y de Arabia.

La etimología de esta palabra no está muy clara. Podría derivar de una palabra de origen oriental (árabe probablemente), que significa «amargo» o del griego àls-alòs que significa «sal», para recordar su sabor amargo parecido al del agua de mar. Cualquiera que sea su etimología está claro que es una planta conocida desde los tiempos más antiguos por sus múltiples capacidades terapéuticas. Los primeros testimonios se hallaron en una tablilla de arcilla encontrada en Nippur en las afueras de Bagdad y fechada en 2.200 a.C.

Su particularidad es que son plantas suculentas (es decir que poseen tejidos capaces de almacenar grandes cantidades de agua), todas estas especies son originarias de zonas áridas.

De entre sus muchas especies, algunas son aptas para vivir en un piso pero la mayor parte, que no son de pequeñas dimensiones, tienen que cultivarse al aire libre. A menudo se encuentran en los jardines litorales de clima templado donde se cultivan junto al agave, este por la belleza de sus hojas, el áloe por la belleza de sus flores particularmente llamativas (foto debajo del A. arborescens ).

Aloe arborescens flores

Son plantas siempre verdes de las que algunas son acaules (sin tallo aparente) con las hojas dispuestas en roseta, otras con tallo alto, simple o ramificado

Desarrolla las flores de la primavera al otoño según la especie y las variedades. A diferencia del Agave, la planta no muere después de la floración que se forma sobre el extremo de un largo tallo, simple o ramificado o en racimo. Producen inflorescencias en umbela, colgantes o tubulares. Las flores generalmente son de color rojo, naranja o amarillo.

Son plantas que se reproducen por polinización cruzada.

En el parénquima de las hojas está presente un zumo aromático, muy amargo que se endurece al aire y es insoluble en alcohol, con muchas capacidades terapéuticas.


ESPECIE PRICIPAL

Existen muchas especies, entre las que recordamos:

ALOE VARIEGATA

La planta tiene las hojas coriáceas, de un bonito verde oscuro, jaspeadas de blanco, largas y derechas y con una nervadura central muy evidente que corre a lo largo de toda la hoja.

También florece al principio de la primavera con una llamativa inflorescencia en racimo de 30 cm de largo, formada por numerosas flores rosas-rojas.

Es una especie que se cultiva frecuentemente en maceta.

Aloe variegata
ALOE BARBADENSIS (ALOE VERA)

El A. barbadensis es la que se llama Aloe vera o de Barbados o de Curaçao famosa por sus numerosas propiedades terapéuticas: cicatrizante para quemaduras y heridas, laxante, óptima por el hígado, calmante de los síndromes premenstruales, tonificante y revitalizante para la piel.

Aloe barbadensis Flores de Aloe barbadensis

Se utiliza la parte interior mucilaginosa, en forma de gelatina o en polvo después de la desecación.

Las hojas son de color verde-gris, jaspeadas, carnosas y alcanzan los 50 cm de largo. Forma una inflorescencia con numerosas flores amarillas. El tallo casi está ausente.

LOE VERA VARIEDAD CHINENSIS

L'A. vera var. chinensis también es muy estimada por sus propiedades curativas.

Las hojas son de color verde-azulado con marcadas espinas blanquecinas.

Las flores, en inflorescencias típicas de la especie, son de color anaranjado y brotan en primavera.

Aloe vera chinensis
ALOE ARBORESCENS

El A. arborescens, originaria del Cabo de Buena Esperanza, tiene las hojas dispuestas en roseta abierta con los márgenes dentados.

Es una planta que se desarrolla considerablemente superando los dos metros de altura, por lo que sólo el agave arborescens joven puede cultivarse en maceta y en un piso.

Florece en primavera avanzada y produce flores de color rojo dispuestas en racimos muy densos sobre las ramificaciones del tallo floral. Al contrario del A. vera, el tallo en esta especie es bien visible.

Aloe arborescens Flores Aloe arborescens

Existen numerosas variedades entre las que recordamos: A. arborescens var. natalensis que produce flores de un espléndido color rojo oscuro; A. arborescens var. ucriae que produce flores de color rojo vivo.

LOE ARISTATA

El A. aristata tiene las hojas dispuestas en roseta de un bonito color verde intenso revestidas de tubérculos blancos dispuestos en filas ordenadas a lo largo de toda la hoja.

Florece en primavera avanzada formando un largo tallo floral de unos 30 cm con numerosas flores de color rojo-naranja.

Aloe aristata
Aloe ciliaris
ALOE CILIARIS

El A. ciliaris tiene la particularidad con respecto a las otras especies, de tener porte trepador o ser cobertora. Es una planta que en la naturaleza puede alcanzar notables dimensiones, hasta 5 metros de altura.

Florece en primavera avanzada, principio de verano y produce flores de color rojo vivo.

Es una especie que produce muchas flores y que se adapta al cultivo en maceta.

ALOE FEROX

El A. ferox originaria también del Cabo de Buena Esperanza tiene un tallo simple, muy erguido y muy robusto.

Las hojas, carnosas, rígidas, espinosas, se disponen en roseta en la extremidad del tallo y pueden alcanzar el metro de largo.

Las flores son de color amarillo, muy densas y aparecen en primavera.

Aloe ferox
Aloe humilis
ALOE HUMILIS

El A. humilis al revés de las plantas de su género es de muy pequeñas dimensiones, la más pequeña.

Las hojas espinosas son de un bonito color verde-azulado.

Las flores son de color amarillo.

ALOE STRIATA

El A. striata, originaria de África del Sur, tiene un tallo muy corto, raramente ramificado, con las hojas dispuestas en roseta, lanceoladas, de 50 cm de largo y 10-15 cm de ancho, muy carnosas y revestidas por una ligera capa cerosa.

Las inflorescencias son muy llamativas y pueden medir un metro. Llevan numerosas flores de color rosa dispuestas en umbela.

Florece al principio de la primavera.

ALOE ABYSSINICA

El A. abyssinica originaria de Abisinia y Eritrea tiene hojas carnosas muy largas terminando en punta y con el haz cóncavo y el envés convexo, con los márgenes rojizos y dentados.

Florece a finales del invierno, principio de primavera con flores de un bonito color amarillo intenso, dispuestas en racimos sobre tallos ramificados.

TÉCNICA DE CULTIVO

Es una planta que tiene necesidad de clima templado para poder crecer. En efecto, crecen bien al aire libre en zonas de clima templado-cálido mientras que en las zonas más frescas tienen que llevarse a cubierto durante el frío invernal porque no toleran temperaturas por debajo de 5-8 °C. Si la temperatura baja más, pueden aparecer podredumbres radicales especialmente si se acompaña de riego excesivo. Las temperaturas ideales de crecimiento están alrededor de los 20-24°C.

Son plantas, capaces de tolerar la sequía mientras que no toleran en ningún modo los encharcamientos. De hecho, en sus hábitats naturales siempre crecen en pendientes bien drenadas y nunca en el fondo de los valles o en lugares donde pudiera haber encharcamientos de agua.

RIEGO

En el período primaveral – veraniego deben regarse con moderación y teniendo cuidado de no mojar las hojas, de modo que se evite que el agua pueda depositarse entre las hojas, lo que podría llevar a podredumbres peligrosas.

La técnica consiste en regar abundantemente y dejar secar el suelo hasta el siguiente riego.

Al llegar el otoño - invierno los riegos menguan poco a poco hasta la total suspensión durante todo el invierno. Con la primavera se restablecen gradualmente los riegos.

En caso de que se cultive con objetivos terapéuticos es conveniente no regar 8 - 10 días antes de la recolección para que los principios activos estén más concentrados.

SUELO - TRASPLANTE

Se trasplanta cada año, en primavera aumentando poco a poco las dimensiones de la maceta. Al no tener un aparato radicular particularmente profundo, es preferible elegir una maceta más ancha que profunda y con adecuados agujeros de drenaje porque no quieren los encharcamientos y colocar en el fondo de la maceta grava o trozos de terracota.

Son plantas que no son particularmente exigentes en cuestión de sustrato pero prefieren tierra predominantemente arenosa que favorece el escurrimiento rápido del exceso de agua y ligeramente ácida.

ABONO

Se abona una vez al mes a partir de la primavera y durante todo el verano, utilizando abonos líquidos diluidos en el agua de riego.

En lo que concierne al tipo de abono a suministrar existen muchos tipos pero es buena norma leer la etiqueta que precisa la composición y suministrar un abono que además de tener los así llamados macroelementos: Nitrógeno (N), Fósforo (P) y Potasio (K). Contenga también los microelementos como el Magnesio (Mg), el Hierro (Fe), el Manganeso (Mn), el Cobre (Cu), el Cinc (Zn), el Boro (B), el Molibdeno (Mo), todos importantes para un correcto y equilibrado crecimiento de la planta.

Disminuir ligeramente las dosis con respecto a lo indicado en el producto.

Flores Aloe barbadensis
FLORACION

Desarrolla las flores de la primavera al otoño según la especie y las variedades. Se forman sobre el extremo de un largo tallo, simple o ramificado o en racimo y la planta no muere después de la floración, a diferencia del agave.

Producen inflorescencias en umbela, colgantes, tubulares. Las flores generalmente son de color rojo, naranja o amarillo.

Son plantas que se reproducen por polinización cruzada.

PODA

Generalmente no se poda. Se cortan solo las hojas basales que poco a poco se desecan, para evitar que se conviertan en vehículo de enfermedades parasitarias.

Tenga cuidado de que el utensilio que use para el corte esté limpio y desinfectado (preferiblemente a la llama), para evitar infectar los tejidos.

MULTIPLICACIÓN

Se multiplica por semilla o por retoños. Al ser plantas auto estériles cuyas flores masculinas y femeninas de la misma planta no pueden cruzarse entre ellas o con plantas de la misma variedad, hacen falta plantas de muchas variedades para poder conseguir semillas fértiles.

Multiplicación por retoños.

En primavera avanzada, se retiran de la base de la planta los retoños que normalmente se forman. Deben ser cercenados con un cuchillo afilado, limpio y desinfectado, y dejados al aire dos-tres días para favorecer el derrame del látex que impediría el enraizamiento. Después, se ponen en un compost formado por arena que se mantiene constantemente húmedo. En cuanto hayan arraigado pueden trasplantarse y tratarse como las plantas adultas.

PLAGAS Y ENFERMEDADES

Hojas con pérdida de venas

Si las hojas presentan este síntoma y se ponen completamente verdes quiere decir que la iluminación es escasa.
Remedios: hace falta desplazar la planta a un lugar más luminoso.

Hojas que empiezan a amarillear, aparecen salpicadas de manchas de amarillo y castaño

Después de estas manifestaciones las hojas se abarquillan, asumen un aspecto casi polvoriento y caen. Observando cuidadosamente se notan sutiles telarañas sobre todo en el envés de las hojas. Con estos síntomas muy probablemente estamos en presencia de un ataque de ácaros o "araña roja" o "arañuela", un ácaro muy molesto y dañino.

araña roja, ácaros, arañuela
Remedios: aumentar la frecuencia de las nebulizaciones (la falta de humedad favorece su desarrollo) y eventualmente, sólo en el caso de infestaciones particularmente graves, usar productos químicos específicos. Si la planta no es particularmente grande, se puede probar también a limpiar las hojas para eliminar mecánicamente el parásito, usando un copo de algodón mojado y enjabonado. Después, la planta debe ser aclarada muy bien para eliminar todo el jabón.

PROPIEDADES TERAPÉUTICAS

El aloe es la planta de las mil virtudes y propiedades.

Contiene innumerables sustancias: aloína, aminoácidos esenciales, azúcares (como el ácido urónico), enzimas (como amilasa y lipasa y otros), vitaminas, minerales y numerosos oligoelementos y otras sustancias. El contenido más o menos elevado de una sustancia o de otra varia según la especie. Las que se utilizan principalmente por sus propiedades terapéuticas son: Aloe barbadensis (A.vera), Aloe ferox, Aloe arborescens, Aloe vera var chinensis.

Para uso externo se usa como cicatrizante en quemaduras y heridas, como calmante, como tónico revitalizante e hidratante de la piel.

Utilizada para uso interno, depura el organismo ayudando al hígado, los riñones y el sistema linfático; es estimulante del sistema inmunitario del organismo; es de ayuda en los problemas óseos y articulares; estimula y reequilibra las funciones digestivas, es por tanto útil en los casos de gastritis y úlceras, colitis, etc; es un antioxidante y un antitumoral. No injustamente se la considera la reina de las plantas curativas.

En el comercio se encuentra bajo muchas formas: gel, pomada, loción, crema, zumo, extracto, etc. En todo caso, antes de cualquier empleo siempre es oportuno consultar al médico.

CURIOSIDADES

Es una planta muy antigua, conocida desde la antigüedad por sus características terapéuticas.

Los primeros testimonios se hallaron sobre una tablilla de arcilla encontrada en Nippur en las afueras de Bagdad y fechada en 2.200 a.C.

En la cultura asirio-babilónica hay numerosos testimonios, está claro que su zumo (llamado Sibaru o Siburo) fue utilizado para curar problemas digestivos.

En el antiguo Egipto fue utilizada entre las sustancias para el embalsamamiento y fue muy apreciada para uso terapéutico. Aún hoy en Egipto, plantar esta planta delante de la puerta de la casa se considera un modo de asegurarse una vida larga y feliz.

También la Biblia la cita muchas veces: «Nicodemo fue por la noche a Jesús llevando una mixtura de mirra y aloe, casi cien libras » (S. Juan, cap. 19, vers. 39) o «Mirra, Aloe y Cassia perfuman tus vestidos » (Salmos cap. 45, vers. 9).

En el Papiro de Ebers (foto al lado), fechado alrededor de 1500 a.C., se listan las innumerables propiedades de esta planta.
Papiro di Ebers

Hipócrates habla, 460-337 A.C., en sus innumerables libros de medicina, alabando de ella sus propiedades antiinflamatorias, regeneradoras y antisépticas. Dioscórides (20-70 d.C.) habla de esta planta en De materia medica, enumerando sus propiedades cicatrizantes antiinflamatorias y para las infecciones cutáneas.

También en la cultura oriental el empleo de esta planta es muy antiguo: la medicina tibetana y la ayurvédica la usan hoy en casi todas sus preparaciones.

Los primeros estudios científicos sobre esta planta se iniciaron en Europa alrededor del 1850, por obra de dos ingleses, pero sólo se dió un gran paso en 1930 gracias a profundos estudios rusos y americanos. Pero es solo en 1940 y sucesivamente en 1959, cuando el Ministerio de la salud americano declaró oficialmente las capacidades curativas de esta planta en caso de quemaduras. Desde entonces los estudios son muy activos en todo el mundo.

El Aloe dichotoma, más difundido y conocido en Namibia y Sudáfrica, además de ser una planta de notables dimensiones, se utiliza por el "pájaro a tejedor" para construir su nido, muy particular, formado por fibras vegetales que son entrelazadas con arte para construir un nido casi completamente cerrado e impedir con ello el acceso sea a los predadores que puedan subir del suelo, sea a los que se descuelgan de lo alto.
Aloe dichotoma
¿Te ha gustado este artículo?
Pésimo Excelente
1 2 3 4 5
Ayúdanos a ofrecerte un servicio mejor, escribe tu comentario sobre el artículo.

En memoria de Pio Petrocchi
Contactos Links Redacción Política de privacidad
Copyright© 2000-2014 Elicriso.it - Aviso legal