elicriso.it - revista de la natura y ambiente
viernes, 25 de julio de 2014
  Skip Navigation Links
   Elicriso ofrecido en  
Texto normal Texto grande Un texto más grande
Las secciónes
Cómo cultivar y curar las plantas
Abutilon
Acalypha
Acanthus
Achimenes
Acorus
Actaea
Adelfa
Adromischus
Adiantum
Adromischus
Aechmea
Aeonium
Aeschynanthus
Agapanthus
Agave
Ageratum
Albizia
Allamanda
Alocasia
Aloe
Alsobia
Ananas
Anthurium
Antirrhinum
Aphelandra
Aporocactus
Aquilegia
Araucaria
Ardisia
Areca
Aristolochia
Asparagus
Aspidistra
Asplenium
Aucuba
Azalea
Babiana
Bambú
Bauhinia
Beaucarnea
Begonia
Beloperone
Billbergia
Bouganvillea
Bouvardia
Bowiea
Browallia
Brunfelsia
Cala
Caladium
Calathea
Calceolaria
Calendula
Callisia
Callistemon
Camelia
Campanula
Campsis
Casuarina
Catharanthus
Celosia
Cereus
Ceropegia
Chamaedorea
Cissus
Chlorophytum
Clerodendrum
Ciclamen
Clivia
Clusia
Coleus
Columnea
Conophytum
Cordyline
Cotyledon
Crassula
Crossandra
Croton
Cryptanthus
Curcuma
Cycas
Cyclamen
Cytisus
Davallia
Dieffenbachia
Dimorphotheca
Dionaea
Dipladenia
Dracena
Echeveria
Echinocactus
Echinopsis
Epiphyllum
Eustoma
Ficus
Filodendro
Fittonia
Flor de pájaro
Fuchsia
Gardenia
Geranio
Gerbera
Gloriosa
Grevillea
Guzmania
Gynura
Haworthia
Hedera
Hedychium
Hibiscus
Hippeastrum
Hoffmannia
Hortensia
Hosta
Hoya
Hypoestes
Impatiens
Ixora
Iresine
Jacaranda
Jazmin
Justicia
Kalanchoe
Kentia
Lampranthus
Lapageria
Leptospermum
Lithops
Lobelia
Mammillaria
Mandevilla
Maranta
Medinilla
Murraya
Neoregelia
Nephrolepis
Nertera
Nidularium
Pachira
Pachypodium
Pachystachys
Pandanus
Papiro
Passiflora
Pellaea
Pellionia
Peperomia
Pereskia
Pilea
Pittosporum
Platycerium
Plectranthus
Plumbago
Plumeria
Poinsetia
Polianthes
Polypodium
Polyscias
Polystichum
Potos
Pteris
Rebutia
Rhoeo
Ruellia
Saintpaulia
Sansevieria
Saxifraga
Schefflera
Sedum
Selaginella
Senecio
Sinningia
Skimmia
Solanum
Sparmannia
Spathiphyllum
Stapelia
Stephanotis
Streptocarpus
Stromanthe
Syngonium
Tagetes
Tetrastigma
Thunbergia
Tibouchina
Tillandsia
Tolmiea
Trachelospermum
Trachycarpus
Tradenscatia
Tropaeolum
Urceolina
Vallota
Veltheimia
Vriesea
Woodwardia
Xanthosoma
Yuca
Zamia
Zamioculcas
Nuestras amigas orquídeas
Las plantas aromáticas
Las plantas medicinales
Lenguaje de las flores y de las plantas
Las plantas alucinogenas
Desastres y masacres ambientales
Medio ambiente
Naturaleza, empleos, costumbres del América del sur
Artículos de los lectores
Links
Contactos
Redacción
Como cultivar y curar las plantas
Como cultivar y curar las plantas
CÓMO CULTIVAR Y CURAR LAS PLANTAS

CLUSIA

(Clusia rosea)



La Clusia incluso siendo una planta originaria de zonas tropicales es una planta bastante extendida en nuestras casas, de fácil cultivo, no solicitando cuidados particulares, cuyas flores recuerdan las de la camelia.

Clusia, cultivo y cura
En este artículo:
Clasificación botánica Características generales Especies principales Tecnica de cultivo Riego Suelo - Trasplante Abono Floracion Poda Multiplicación Plagas y enfermedades Curiosidades
CLASIFICACIÓN BOTÁNICA

Reino
:
Plantae

Clado
: Angiosperme
Clado
: Eudicotiledoni
Clado
: Roside
Orden
:
Malpighiales

Familia
:
Clusiaceae

Género
:
Clusia

Especies
:
Clusia rosea


CARACTERÍSTICAS GENERALES

El género Clusia perteneciente a la familia de las Clusiaceae y comprende cerca de 160 especies de árboles y matorrales, originarios de América centro- meridional y de Oceanía. En sus entornos naturales son plantas leñosas y a menudo epifitas.

La única especie que es utilizada como planta de maceta es la Clusia rosea , una planta que en la naturaleza se convierte en un arbolito pero que cultivada en maceta, no supera los dos metros de altura. Está caracterizada por un tallo bastante ancho, muy ramificado, con ramas robustas que portan hojas ovaladas, opuestas, de color verde intenso y coriáceas, hasta de 15 cm de largo.

En primavera produce flores llamativas, solitarias, de color blanco apenas brotadas, que se vuelven poco a poco, con el pasar de los días, de color rosa y que recuerdan a las flores de las camelias y emanan una delicada fragancia.

Los frutos de la Clusia son cápsulas de color amarillo-anaranjado que se abren en gajos enseñando pequeñas semillas en su interior, revestidas por un arilo rojo en la maduración.

Fruto de Clusia
Nota 1

TÉCNICA DE CULTIVO

La Clusia no es una planta de difícil cultivo.

Necesita una buena iluminación pero no tiene que exponerse al sol directo.

Es una planta muy sensible a las bajas temperaturas, tanto que no tienen que bajar nunca bajo los 18°C, incluso durante el período invernal.

Durante el período veraniego puede ser llevada al exterior teniendo la prudencia de no situarla al sol directo, mejor si es en un lugar semi-sombreado.

Clusia rosea

RIEGO

La Clusia es una planta que necesita frecuentes riegos, en efecto el terreno debe ser mantenido constantemente húmedo durante el período primavera-verano. Durante el período otoño-invierno, los riegos deben menguar ligeramente.

Use agua no calcárea y a temperatura ambiente.

Evite los encharcamientos que no son tolerados.



SUELO - TRASPLANTE

Se trasplanta sólo cuando la maceta se ha vuelto demasiado pequeña para contener el aparato radicular.

El trasplante se realiza en primavera usando un buen sustrato fértil, rico en materia orgánica, mezclado con un poco de arena gruesa para favorecer el drenaje del agua de riego.

ABONO

La Clusia, a partir de la primavera y durante todo el verano se abona con un buen fertilizante líquido diluido en el agua de riego cada dos semanas, demediando las dosis con respecto a lo indicado en la etiqueta del producto.

En lo que concierne al tipo de abono a suministrar, existen a la venta muchos tipos pero es buena norma leer la etiqueta que indica la composición y suministrar un abono que además de contener macroelementos (nitrógeno (N), el fósforo (P) y el potasio (K)), contenga también microelementos como el magnesio (Mg), el hierro (Fe), el manganeso (Mn), el cobre (Cu), el cinc (Zn), el boro (B), el molibdeno (Mo), todos importantes para el crecimiento de la planta.

PODA

Generalmente es una planta que no se poda. Se eliminan sencillamente las partes que se secan para evitar que se conviertan en vehículo de enfermedades parasitarias.

MULTIPLICACIÓN

La Clusia se multiplica por esqueje, en primavera retirando porciones de rama de la parte apical de la planta o por semilla, utilizando las mismas semillas producidas por la planta.

PLAGAS Y ENFERMEDADES

No son plantas particularmente sometidas a enfermedades. A veces pueden padecer el ataque de cochinillas (ver debajo).

Manchas pardas sobre las hojas

Manchas sobre las hojas sobre todo en el envés podrían significar que está en presencia de cochinilla parda o cochinilla algodonosa. Para estar seguros, se aconseja hacer empleo de una lupa y observar. Compare con las fotos indicadas, son características, no puede equivocarse. Además si intenta sacarlas con una uña, vienen fuera fácilmente

Cochinilla y Cochinilla algodonosa, enfermedad de la planta

Remedio: retirarlas con un copo de algodón mojado en alcohol o si la planta es grande y en maceta, se puede lavar con agua y jabón neutro frotando muy delicadamente con una esponja para retirar los parásitos. Después, la planta debe aclararse muy bien para eliminar todo el jabón. Para las plantas más grandes, puede usar productos químicos específicos. Los tratamientos con insecticidas anticochinillas, para que sean más eficaces, deben ir dirigidos contra las larvas, que son más sensibles que el adulto.


CURIOSIDADES

En sus países de origen las Clusia son plantas utilizadas en las arboledas viales y como decoración urbana.



Notas

(1) Imagen no sometida a copyright

¿Te ha gustado este artículo?
Pésimo Excelente
1 2 3 4 5
Ayúdanos a ofrecerte un servicio mejor, escribe tu comentario sobre el artículo.

En memoria de Pio Petrocchi
Contactos Links Redacción Política de privacidad
Copyright© 2000-2014 Elicriso.it - Aviso legal