elicriso.it - revista de la natura y ambiente
viernes, 18 de abril de 2014
  Skip Navigation Links
   Elicriso ofrecido en  
Texto normal Texto grande Un texto más grande
Las secciónes
Cómo cultivar y curar las plantas
Abutilon
Acalypha
Adelfa
Adromischus
Adiantum
Aechmea
Agapanthus
Agave
Albizia
Allamanda
Alocasia
Aloe
Ananas
Anthurium
Antirrhinum
Aphelandra
Aporocactus
Araucaria
Ardisia
Areca
Aristolochia
Asparagus
Aspidistra
Asplenium
Aucuba
Azalea
Babiana
Bambú
Bauhinia
Beaucarnea
Begonia
Beloperone
Billbergia
Bouganvillea
Bouvardia
Bowiea
Browallia
Brunfelsia
Cala
Caladium
Calathea
Calceolaria
Calendula
Callisia
Callistemon
Camelia
Campanula
Campsis
Casuarina
Celosia
Cereus
Ceropegia
Cissus
Ciclamen
Clivia
Clusia
Coleus
Conophytum
Cordyline
Cotyledon
Crassula
Crossandra
Croton
Cryptanthus
Curcuma
Cycas
Cyclamen
Cytisus
Davallia
Dieffenbachia
Dimorphotheca
Dionaea
Dipladenia
Dracena
Echeveria
Echinocactus
Echinopsis
Epiphyllum
Eustoma
Ficus
Filodendro
Fittonia
Flor de pájaro
Fuchsia
Gardenia
Geranio
Gloriosa
Grevillea
Guzmania
Haworthia
Hedera
Hortensia
Hosta
Hypoestes
Impatiens
Jacaranda
Jazmin
Kalanchoe
Kentia
Lampranthus
Lapageria
Leptospermum
Lithops
Lobelia
Mammillaria
Mandevilla
Maranta
Medinilla
Neoregelia
Nephrolepsis
Pachira
Pachypodium
Pachystachys
Pandanus
Papiro
Passiflora
Pellaea
Pellionia
Peperomia
Pereskia
Pilea
Pittosporum
Platycerium
Plectranthus
Plumbago
Plumeria
Poinsetia
Polypodium
Polystichum
Potos
Pteris
Rebutia
Rhoeo
Saintpaulia
Sansevieria
Saxifraga
Schefflera
Sedum
Selaginella
Senecio
Sinningia
Skimmia
Solanum
Sparmannia
Spathiphyllum
Stapelia
Stephanotis
Streptocarpus
Stromanthe
Syngonium
Tagetes
Tetrastigma
Thunbergia
Tibouchina
Tillandsia
Trachelospermum
Trachycarpus
Tradenscatia
Tropaeolum
Vallota
Veltheimia
Vriesea
Woodwardia
Xanthosoma
Yuca
Zamia
Zamioculcas
Nuestras amigas orquídeas
Las plantas aromáticas
Las plantas medicinales
Lenguaje de las flores y de las plantas
Las plantas alucinogenas
Desastres y masacres ambientales
Medio ambiente
Naturaleza, empleos, costumbres del América del sur
Artículos de los lectores
Links
Contactos
Redacción
Como cultivar y curar las plantas
Como cultivar y curar las plantas
CÓMO CULTIVAR Y CURAR LAS PLANTAS
FICUS


La palabra ficus en latín significa «higo» que además de la famosa y estimada planta de fruto incluye también una serie increíble de plantas ornamentales, muy extendidas y estimadas por su belleza.
Ficus, cultivo y cura
En este artículo:
Clasificación botánica Características generales Especie principal Tecnica de cultivo Riego Suelo - Trasplante Abono Poda Multiplicación Plagas y enfermedades Curiosidad Lenguaje de las flores y las plantas
CLASIFICACIÓN BOTÁNICA

Regno
:
Plantae

Clado
: Angiosperme
Clado
: Eudicotiledoni
Ordine
:
Rosales

Famiglia
:
Moraceae

Genere
:
Ficus

Especies
: ver el párrafo “Principales especies”

CARACTERÍSTICAS GENERALES

El género Ficus pertenece a la familia Moraceae y comprende más de 800 especies esparcidas por todos los continentes.

Aunque ofrezcan una amplia variedad entre árboles, matorrales y enredaderas, adaptados a las situaciones ambientales más diferentes, las características comúnes a este género están constituidas por las hojas, que son simples, con márgenes lineales y a veces lobulados; por las flores y por lo tanto por los frutos, recogidos en inflorescencias particulares denominadas syconium. El syconium por ejemplo en el Ficus carica (higuera común) está formado por un tegumento bastante consistente que en su interior contiene las flores (sólo masculinas o sólo femeninas o de ambos tipos), que después de la fecundación se transforman en pequeños frutos que contienen las semillas.

Una característica común a todas las especies de Ficus es poseer en todas sus partes una secreción lechosa llamada "látex" que rebosa fácilmente después de una incisión.

ESPECIE PRICIPAL

Existen muchas especies de Ficus entre las que recordamos

Ficus elastica
FICUS ELASTICA

El Ficus elástica también llamado árbol del caucho, ficus de hoja grande o árbol de la goma o gomero, es originario de la India y es la especie ornamental más conocida en Europa.

Como planta de piso tiene un modesto desarrollo, mientras que en su hábitat natural puede alcanzar dimensiones colosales.

El tronco produce numerosas raíces colgantes que después de haber tocado el suelo se entierran y desarrollan la función de tallos auxiliares. Las hojas son grandes, ovales y de consistencia coriácea, provistas de un robusto pecíolo; la lámina, de un bonito verde oscuro betún, presenta las dos mitades dispuestas haciendo un ángulo con respecto a la nervadura central; los brotes son de color rojo o rosa y se ponen verdes cuando se desarrollan.

Ficus elastica
Existen numerosas cultivars entre los que uno de los más extendidos es el Ficus elástica 'Decora' con las hojas matizadas de rojo en el envés y con la nervadura central blanco crema cuando maduran (foto al lado).
Ficus lirata
FICUS LIRATA

El Ficus lirata es originario de África tropical occidental.

Es una espléndida planta caracterizada por grandes hojas en forma de violín con la parte extrema de la hoja mucho más ancha que la parte basal, de hasta 60 cm de largo y 25 cm de ancho, de color verde oscuro betún, coriáceas, con nervaduras y pliegues amarillentos y con los bordes ondulados.

En sus lugares de origen el Ficus lyrata es un auténtico árbol, muy imponente, mientras que en maceta tiene un desarrollo bastante modesto (a lo sumo alcanza un metro y medio de altura).

FICUS BENJAMINA

El Ficus benjamina proviene de Asia sur oriental donde puede alcanzar 25-30 m de altura; también en cultivo tiene un notable desarrollo, llegando incluso a 5 m.

Posee un aspecto característico porque sus ramas se desarrollan en forma desordenada; soporta bien las podas por lo que se presta muy bien como planta ornamental.

Ficus benjamina

Las hojas de Ficus benjamina son pequeñas, ovales, de color verde intenso, también existen variedades con hojas estriadas como la cultivar F. benjamina ‘Starlight’.
Ficus petiolaris
FICUS PETIOLARIS (FICUS PALMERI)

El Ficus petiolaris es originaria de la Baja California y de México. Es la única especie de ficus con porte sufruticoso (es decir un arbolito ramificado de unos 3,5 m de altura, con tronco suculento) y las ramas cubiertas por una pelusa aterciopelada así como las hojas, en mayor medida en el envés; estas últimas son espesas, acorazonadas y de color verde oscuro.

FICUS DELTOIDEA

El Ficus deltoidea es un matorral o un árbol pequeño siempreverde, originario de Malasia y toma el nombre de la forma de sus hojas, en forma de letra "delta" del alfabeto griego.

FICUS PUMILA (FICUS REPENS)

El Ficus pumila es una enredadera originaria de China y Japón con hojas acorazonadas verde oscuro; desarrolla muchas raíces aéreas para adherirse a la superficie a la que se pega; por este motivo se puede cultivar con éxito en cestos colgantes o utilizarla como cobertura vegetal en jardines interiores.

Ficus pumila

Las cultivars más localizables en el mercado son Ficus pumila ‘Mínima’, con hojas de máximo 1 cm y Ficus pumila ‘Variegata’ cuyas hojas están agradablemente jaspeadas en verde o crema.

FICUS RETUSA (FICUS MICROCARPA)

El Ficus retusa es originario de Asia tropical, de Malasia, Filipinas e incluso hasta llegar a las Hawaii.

En la naturaleza se desarrolla como un auténtico árbol, parecido al Ficus benjamina. Presenta hojas coriáceas y largas hasta de 10 cm de un agradable color verde intenso.

Merece una mención el FICUS RELIGIOSA aunque no es una planta para un piso, porque en la India es considerado sagrado y también es llamado árbol de la iluminación (ver El lenguaje de las flores y de las plantas).

Es un árbol que alcanza 20 m de altura y es originario de Tailandia y de Vietnam. Las hojas son acorazonadas, provistas de un largo pecíolo.
Ficus religiosa

TÉCNICA DE CULTIVO

Al tratarse la mayor parte de plantas de origen tropical o subtropical, los Ficus viven bien en entornos muy luminosos pero no agradecen la luz directa del sol. Sólo el Ficus lyrata solicita una menor intensidad luminosa.

Generalmente quieren el calor y no sufren aunque la temperatura alcance los 30°C; sólo el Ficus elástica no agradece temperaturas superiores a 24°C.

Cuando sea posible sería oportuno, en invierno, trasladar la planta al exterior, en un lugar protegido de las corrientes de aire y no al sol directo sino en un lugar sombreado. Vuestros Ficus os lo agradecerán.

RIEGO

En el período veraniego el Ficus se riega unas dos veces a la semana mientras que en otoño-invierno es suficiente cada 10-15 días.

Son plantas que temen la sequía, por lo que será oportuno pulverizar las hojas cada 20-25 días con agua ligeramente tibia. En todo caso no usar nunca agua demasiado fría y evitar que se estanque en el posamacetas para evitar la putrescencia de las raíces.

Para garantizar un entorno húmedo es buena norma depositar la maceta de la planta en un posamaceta lleno de guijarros y luego llenarlo de agua. Hace falta tener cuidado de que el fondo de la maceta no esté sumergido en el agua ya que de este modo el terreno se saturaría de agua haciendo podrir las raíces. Este sistema permite, cuando hace calor, que se evapore el agua del posamacetas lo que por consiguiente humedece el aire.

Para garantizar un entorno húmedo al ficus

SUELO - TRASPLANTE

El Ficus se trasplanta en primavera y solo si la planta empieza a sufrir en una maceta que se ha vuelto demasiado pequeña (las raíces rebosan del agujero de drenaje).

La tierra tiene que tener como característica primaria la de ser blanda, porosa y bien drenada y con ph=6 por lo tanto ligeramente ácida. Usted puede utilizar una tierra turbosa, de la que al menos una parte sobre cuatro esté constituida por tierra de hojas.

Es muy importante asegurar un buen drenaje porque los Ficus no toleran en ningún modo los encharcamientos. Tenga la prudencia por lo tanto de colocar en el fondo de la maceta material grosero como fragmentos de terracota o guijarros que garantizarán la rápida eliminación del agua en exceso.

Tutor planta

Es bueno acordarse de no cortar nunca las raíces aéreas (por ejemplo del Ficus elástica) y de sustentar siempre el tallo con tutores, mejor si de bambú.

Personalmente aconsejo siempre macetas de terracota porque permiten respirar a la tierra.

ABONO

Para el Ficus se usa un abono líquido, oportunamente diluido en el agua de riego, cada 15 días en primavera - verano y una vez cada 2 meses en otoño-invierno.

Para todas las plantas verdes, es decir aquellas plantas que desarrollan muchas hojas, es preferible usar abonos que contengan un título bastante elevado de nitrógeno (N), que favorece precisamente el desarrollo de las partes verdes. Tenga cuidado de que además de contener macroelementos (nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K)) y de que entre estos el nitrógeno esté en mayor cantidad, también contenga microelementos como el magnesio (Mg), el hierro (Fe), el manganeso (Mn), el cobre (Cu), el cinc (Zn), el boro (B), el molibdeno (Mo), todos importantes para un correcto y equilibrado crecimiento de la planta.

Disminuir ligeramente las dosis con respecto a lo indicado en el fertilizante. Si utiliza una buena tierra y trasplanta regularmente, dará a su planta una buena reserva de base de elementos nutritivos

PODA

Cortar jóvenes retoños de ficus En el Ficus es oportuno eliminar los brotes jóvenes porque de este modo la planta se estimulará a desarrollar nuevas ramas y por lo tanto habrá plantas con follaje más espeso.

Se poda en primavera a la reanudación vegetativa de la planta.

Dieffenbachia

La poda se efectúa directamente sobre las ramas, es preferible actuar hacia el final del invierno si se quieren reducir las dimensiones de una planta que se haya vuelto demasiado grande. Es preferible hacerla en este período porque se tiene un menor derrame de látex.

Tenga cuidado de que el utensilio que use para el corte esté limpio y desinfectado (preferiblemente a la llama), para evitar infectar los tejidos y de taponar enseguida las heridas con carbón de modo que se evite el derrame del látex.

MULTIPLICACIÓN

La multiplicación del Ficus puede ocurrir o a través de esquejes terminales o bien a través de esqueje de hoja con porción de tallo.

MULTIPLICACIÓN POR ESQUEJE

Los esquejes terminales se retiran con 4-6 hojas entre la primavera y el verano cortándolos justo bajo un nudo (del que se desarrollarán las raíces), y de unos 10 cm de largo (un poco más largo en el caso del Ficus lyrata o del Ficus elástica ), la misma cosa en el caso de los esquejes de hojas con porciones de tallo.

Se recomienda cortar con una hoja de afeitar o con un cuchillo afilado. Tenga cuidado de que el utensilio que use para el corte esté limpio y desinfectado (preferiblemente a la llama), para evitar infectar los tejidos.

Antes de echarlo a arraigar, haga coagular el látex que rebosa de la herida dejándolo al aire durante 24 horas y tratándolo con polvo de carbón.

Multiplicación por esqueje, corte del esqueje

Después de haber eliminado las hojas más bajas, se hunde la parte cortada en un polvo para favorecer el enraizamiento.

En el caso del ficus con hojas coriáceas, es oportuno que estas últimas se enrollen y sujeten con un elástico para reducir la transpiración.

Multiplicación por esqueje, eliminación de las hojas puestas más en bajo Multiplicación por esqueje, polvo para favorecer la radicación

Posteriormente se instalan los esquejes en una mezcla formada por una parte de turba y una de arena gruesa. Se hacen agujeros con un lápiz, tantos como esquejes y se instalan como se indica en la foto. Tenga cuidado de compactar delicadamente la tierra.

Multiplicación por esqueje, trasplante de los esquejes en la maceta

La caja o la maceta se cubren con una hoja de plástico transparente (o una bolsita puesta a modo de capucha), y se coloca a la sombra y a una temperatura alrededor de 18°C para el Ficus benjamina y ligeramente más altas (21-24°C) para el Ficus elástica y el Ficus lyrata.

La tierra siempre debe ser mantenida ligeramente húmeda (siempre regar sin mojar las plantas en enraizamiento, con agua a temperatura ambiente). Cada día se aparta el plástico para controlar la humedad de la tierra y eliminar del plástico el agua de condensación.

La práctica de cubrir con plástico es indicada en caso de que el esqueje se realice al principio de la primavera. Ya al principio del verano hace falta eliminar el plástico que no es necesario porque se tendrían temperaturas demasiado elevadas en este "pequeño invernadero" que se ha creado.

Cuando empiecen a aparecer los primeros retoños, quiere decir que el esqueje ha arraigado. Entonces se aparta el plástico y se coloca la maceta en una zona más luminosa, a la misma temperatura y se espera a que los esquejes se robustezcan.

Cuando sean lo bastante grandes se establecen en la maceta definitiva utilizando tierra tal como indicado para las plantas adultas y se tratan como tales.

No moleste los esquejes hasta que hayan producido nuevos retoños.

Multiplicación por esqueje, colocación de una hoja de plástico transparente

PLAGAS Y ENFERMEDADES

Defoliación y hojas que languidecen

La caída de hojas casi siempre depende de una mala exposición (la planta recibe poca luz o bien una corriente de aire); si las hojas languidecen es síntoma de riegos excesivos.
Remedio: comportarse en consecuencia.

Amarilleo de las hojas

También esto depende de riegos excesivos.
Remedio: controle la tierra, si está demasiado mojada, déjela secar y en adelante regule mejor los riegos.

Hojas parcialmente secas

Si se notan porciones de hojas secas o quemadas, quiere decir que han sido expuestas al sol directo.
Remedio: controlar su posición y desplazarla enseguida.

Hojas parcialmente secas

Puntos rojizos en el envés de las hojas

A menudo estas plantas pueden padecer una infestación de cochinilla. Se trata de insectos muy dañinos que pueden ser de dos tipos: cochinilla parda y cochinilla algodonosa. La presencia de la cochinilla en estas plantas se puede manifestar también con la decoloración de las hojas. Para estar seguros, sugerimos utilizar una lupa y observar. Se caracterizan por tener en el primer caso una especie de escudo protector, de color oscuro y consistente, en el segundo caso una especie de escudo protector, de color blanco algodonoso. Comparen con la foto indicada debajo. Son características, no puede equivocarse.

Cochinilla y Cochinilla algodonosa, enfermedad de la planta

Remedio: retírelas con un copo de algodón mojado en alcohol o si la planta es grande y en maceta, puede lavarla con agua y jabón neutro frotando muy delicadamente con una esponja para retirar los parásitos. Después la planta debe ser aclarada muy bien para eliminar todo el jabón. En plantas más grandes y plantadas al exterior, puede usar productos químicos específicos. Los tratamientos con insecticidas anticochinillas, para que sean más eficaces, deben ir dirigidos contra las larvas, que son más sensibles que el adulto.

araña roja, ácaros, arañuela
Hojas que empiezan a amarillear, aparecen salpicadas de manchas de amarillo y castaña

Posteriormente a estas manifestaciones las hojas se abarquillan, asumen un aspecto casi polvoriento y caen. Observando cuidadosamente se notan también sutiles telarañas sobre todo en el envés de las hojas. Con estos síntomas muy probablemente estamos en presencia de un ataque de ácaros o "araña roja" o "arañuela" un ácaro muy molesto y dañino.

Remedio: aumentar la frecuencia de las nebulizaciones (la falta de humedad favorece su desarrollo) y eventualmente, sólo en el caso de infestaciones particularmente graves, usar productos químicos específicos. Si la planta de ficus no es particularmente grande, se puede probar también a limpiar las hojas para eliminar mecánicamente el parásito usando un copo de algodón mojado y enjabonado. Después la planta debe ser aclarada muy bien para eliminar todo el jabón.

CURIOSIDADES

Algunas especies del género Ficus también se llaman necat-plantas del latín necare «matar» o «higos estranguladores» porque a veces sus semillas brotan sobre el tronco de otros árboles y al desarrollarse producen grandes raíces aéreas que llegan a la tierra fijándose en ella; de este modo el árbol huésped acaba por ser completamente envuelto y poco a poco muere ahogado.

En la foto de al lado, podemos ver higos estranguladores que ya tienen casi completamente envuelta a su víctima, que intenta todavía sobrevivir desarrollando sutiles ramas y hojas. A mayor escarnio, la lucha los dos árboles se completa por el hecho de que se desarrollan sobre sus troncos también plantas de Filodendro a la altura de la bifurcación de las ramas.
Necat plantas

¡Y he aquí además un vídeo increíble de un Ficus benjamina que él solo ha creado un bosque!

LENGUAJE DE LAS FLORES Y DE LAS PLANTAS

Ver "Ficus religiosa - El lenguaje de las flores y de las plantas"

¿Te ha gustado este artículo?
Pésimo Excelente
1 2 3 4 5
Ayúdanos a ofrecerte un servicio mejor, escribe tu comentario sobre el artículo.

En memoria de Pio Petrocchi
Contactos Links Redacción Política de privacidad
Copyright© 2000-2014 Elicriso.it - Aviso legal