Home => Plantas de piso y de jardín => Plantas de piso y de jardín => Cotyledon
COMO CULTIVAR Y CURAR LAS PLANTAS
COTYLEDON
Cotyledon cultivo y cura
Las Cotyledon, son preciosas plantas suculentas originarias de zonas áridas de África, de Arabia Saudí y de Yemen.
CLASIFICACIÓN BOTÁNICA


Reino
:
Plantae

Clado
: Angiospermas
Clado
: Eudicotiledóneas
Orden
:
Saxifragales

Familia
:
Crassulaceae

Género
:
Cotyledon

Especies
: ver el párrafo: «Principales especies»
CARACTERÍSTICAS GENERALES

El género Cotyledon pertenece a la familia de las Crassulaceae, vasto grupo de plantas suculentas originarias de zonas áridas de África, de Arabia Saudí y de Yemen.

Son plantas de porte arbustivo caracterizadas por largos tallos de los que se desarrollan parejas de hojas opuestas. Están provistas de un tallo carnoso que es único en las jóvenes plantas. Posteriormente se divide. Las hojas son, según la especie, carnosas y persistentes o bien caducas pero en ambos casos redondeadas u ovaladas y en algunas especies con los márgenes ondulados.Tanto los tallos como las hojas son carnosas y tienen la función de almacenar agua. Las flores están muy coloreadas de rojo o anaranjado o amarillo, con los pétalos ensortijados y a menudo asociados en racimos portados por largos tallos. Florece a partir de la primavera avanzada y durante todo el verano.

Son plantas de crecimiento lento, tanto que hacen falta de 3 a 4 años para llegar a una altura de 30 cm y el mismo período les hace falta para empezar a producir las flores.

PRINCIPALES ESPECIES

Existen numerosas especies pertenecientes al género Cotyledon entre las que recordamos:

Cotyledon undulata
COTYLEDON UNDULATA
Cotyledon orbiculata
COTYLEDON ORBICULATA
Cotyledon ladismithiensis
COTYLEDON LADISMITHIENSIS
Cotyledon tometosa
COTYLEDON TOMENTOSA
TÉCNICA DE CULTIVO

Una creencia muy extendida es que las plantas suculentas crecen bien aunque se descuiden. En realidad esto no es verdad porque como todos los seres vivos, tienen necesidad de atenciones y cuidados. Pueden sobrevivir si las descuidamos pero no vivir de la mejor manera conforme a sus capacidades.

Las Cotyledon son plantas que solicitan mucha luz, en todas las estaciones del año, con exposición al sol directo. Lo óptimo es una exposición al sur y a evitar en cambio una exposición al Norte.

Si la planta se mantiene sobre un alféizar tras los vidrios dobles, durante el verano póngala en ligera sombra ya que los rayos del sol en ese caso estarían demasiado concentrados.

Las temperaturas veraniegas óptimas de cultivo están alrededor de 21°C aunque crece bien a temperaturas de 27°C.Las temperaturas invernales tienen que rodear los 10-13 °C pero atención a no bajar de 10°C. Si las temperaturas bajan alrededor de estos valores, asegúrese de dejar la planta perfectamente seca.

Son plantas que quieren sobre todo el aire por lo que debe darles su aire fresco en verano situándolas cerca de una ventana abierta.

RIEGO Y HUMEDAD

Los riegos del Cotyledon tienen que ser efectuados cuando la superficie del sustrato esté seca. Una buena práctica es mojar bien el sustrato, luego dejar escurrir toda el agua en exceso y luego esperar a que el terreno esté seco antes de proceder con el siguiente riego.

Durante el período otoño-invierno (a partir de mitad de noviembre y hasta mitad de marzo) los riegos deben ser suspendidos hasta la primavera.

Hace falta evitar con cuidado dejar agua estancada en el posamacetas porque no toleran en modo alguno los encharcamientos que llevarían a la podredumbre de las raíces.

SUELO - TRASPLANTE

La Cotyledon como todas las plantas, tienen necesidad de ser trasplantadas periódicamente, en primavera, si las raíces han ocupado todo el espacio a su disposición.

El trasplante también es un óptimo momento para controlar el estado de las raíces: si algunas están ennegrecidas o grises (su color natural tiene que ser blanco-nata) deben ser cortadas. Para hacer esto se usa una tijera limpia y esterilizada a la llama (o con alcohol o lejía). Después rocíe sobre la herida un polvo fungicida de amplio espectro y trasplante. El primer riego tendrá que hacerse después de 7-10 días para dar tiempo a las heridas de cicatrizar.

Use como sustrato una tierra para cactáceas a la que añadirá arena gruesa o perlita en la medida de 2:1 (2 partes de tierra por 1 parte de arena o perlita).

Es importante además colocar en el agujero de drenaje trozos de barro cocido de modo que la tierra o las raíces no obstruyan el agujero de drenaje ya que hace falta evitar los encharcamientos que son letales para la planta.

Es oportuno usar macetas de un diámetro máximo de 15 cm y más anchas que hondas dado que el aparato radicular tiende a desarrollarse a lo ancho más que en profundidad. Es aconsejable que sean de terracota y no de plástico porque permiten transpirar al terreno y por lo tanto corregir eventuales errores de riegos.

El primer riego después del trasplante debe hacerse por inmersión de la maceta.

ABONO

Desde la primavera y durante todo el verano abonar la Cotyledon cada 3-4 semanas con un abono líquido a diluir en el agua de riego, disminuyendo las dosis con respecto de lo indicado en la etiqueta.

A partir del otoño y durante todo el invierno, suspender los abonados porque la planta va a reposo vegetativo y no se tienen que dar abonos que se acumularían en el terreno creando un entorno dañino para las raíces.

Para asegurar un óptimo crecimiento, suministre un abono balanceado igualmente en nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K), por ejemplo 30:30:30 (es decir 30 partes de nitrógeno, 30 partes de potasio y 30 partes de fósforo). Además, asegúrese de que el fertilizante siempre contenga también magnesio (Mg), hierro (Fe), manganeso (Mn), cobre (Cu), cinc (Zn), boro (B) y molibdeno (Mo), todos importantes para el crecimiento de la planta.

FLORACION

Si asegura a su Cotyledon la cantidad justa de luz solar, agua y abono, tal como se indica en los correspondientes párrafos, tendrá bonitas floraciones que empezarán a partir de la primavera avanzada y continuarán todo el verano.

Tenga en cuenta que la planta empieza a florecer cuando ha alcanzado los 3-4 años de vida por lo que si la ha adquirido hace poco y ve que no florece, no se preocupe: sólo tenga paciencia.

Flores de Cotyledon orbiculata
PODA

Generalmente la planta no se poda. Ir eliminando sencillamente las hojas que poco a poco se secan o se estropean para evitar que se conviertan en vehículo de enfermedades parasitarias.

MULTIPLICACIÓN

La Cotyledon se multiplica por esqueje o por semilla o por retoños.

Al elegir la técnica a adoptar, hace falta tener presente que la multiplicación por semilla tiene consigo la desventaja de que, a causa de la variabilidad genética, no se tiene la certeza de que se tendrán plantas iguales a las plantas madre; en caso de que se quiera conseguir una determinada planta o no se esté seguro de la calidad de la semilla que se está utilizando, es mejor hacer la multiplicación por esqueje.

MULTIPLICACIÓN POR RETOÑOS

En primavera se retira un retoño basal (son las pequeñas plantas que crecen en la base de la planta madre) utilizando un cuchillo bien afilado, limpio y desinfectado, preferiblemente a la llama.

Multiplicación por retoños basales
Multiplicación por retoños basales

El retoño se planta en una mezcla de turba y arena a partes iguales y se tiene al calor, en buena luz pero no al sol directo y se abona una vez al mes.

Cuando vea nacer los nuevos brotes quiere decir que la planta ha arraigado. Entonces puede tratarla como una planta adulta.

MULTIPLICACIÓN POR ESQUEJE

El momento mejor para hacer el esqueje generalmente es entre mayo y junio.

Los esquejes tienen que ser de 10-15 cm de largo retirando 2-3 pares de hojas y deben ser extraídos utilizando un cuchillo bien afilado y desinfectado, preferiblemente a la llama.

Se deja secar la superficie cortada 7-10 días o más para hacer cicatrizar la herida y luego se plantan a 5 cm de profundidad en un compost formado por arena y turba.

El sustrato debe ser mantenido ligeramente húmedo y la maceta debe ser situada en un lugar donde la temperatura esté cerca de 21°C.

Cuando empiezan a aparecer los primeros brotes (generalmente después de unas pocas semanas) quiere decir que el esqueje ha arraigado. Entonces, trátelo como una planta adulta.

MULTIPLICACIÓN POR SEMILLAS

La multiplicación por semillas se realiza en marzo o a septiembre distribuyendo lo más uniformemente posible las semillas sobre un sustrato formado por 2 partes de arena fina y una de sustrato para semillas.

Puede usar macetas no muy altas o bandejas de multiplicación, dejando un espacio de al menos 2 cm entre el borde de la maceta y la tierra. Sumerja la maceta en agua hasta que la tierra esté bien mojada. Luego deje escurrir el agua en exceso y coloque las semillas sobre la superficie del sustrato de modo uniforme y eventualmente use un trozo de madera para enterrarlas de manera uniforme o bien distribuya por encima un poco de sustrato.

Multiplicación por semillas, disposición de las semillas en el terreno
Multiplicación por semillas, rociador para mantener el terrenal estofado
Multiplicación por semillas, hoja de plástico para evitar que el mantillo se seca demasiado rápidamente y para mantener una temperatura constante

La bandeja se cubre con una hoja de plástico transparente o cristal para asegurar una buena temperatura y evitar que el suelo se seque demasiado rápidamente. La hoja de plástico debe ser retirada cada día para controlar el grado de humedad del terreno y sacar el agua de condensación que se forma sobre el plástico o en el vidrio.

La bandeja con las semillas se mantiene a la sombra, a una temperatura alrededor de 21°C y constantemente húmeda (usar un rociador para humedecer totalmente el sustrato) hasta el momento de la germinación.

Cuando las semillas hayan germinado, la lámina de plástico se retira. Ahora bien, ya que las semillas no germinan a la vez sino de manera gradual, hará falta garantizar a las nuevas plantitas algo más de luz. Para ello, coloque la bandeja o la maceta de modo que reciban un poco más de luz, pero no excesiva, de modo que también respetemos a las semillas que todavía no han germinado. Cuando las plantas sean lo suficientemente grandes para manipularlas se establecen en la maceta definitiva tal como se indica para las plantas adultas y se tratan como tales.

PLAGAS Y ENFERMEDADES

Las Cotyledon como todas las plantas suculentas, no están particularmente sometidas a enfermedades. En su caso quizás sea más correcto hablar de fisiopatías, o sea enfermedades debidas no a agentes patógenos sino a malas técnicas de cultivo.

El tallo de la planta se pudre

Éste es el clásico síntoma de riegos excesivos.
Remedio: desafortunadamente si toda la planta se presenta de este modo, no hay más nada que hacer. Si en cambio algunos tallos no están atacados todavía, puede intentar salvar la planta. Saque la planta con todo el pan de tierra de la maceta y déjelo al aire de modo que el terreno se seque rápidamente. Controlar las raíces y eventualmente eliminar las podridas cortándolas al menos 1 cm sobre la zona podrida con una tijera afilada y desinfectada, igual que los tallos ya muertos. Rocíe la superficie de corte con un polvo fungicida de amplio espectro y luego trasplante. Espere al menos dos semanas antes de regar de nuevo y sobre todo adopte, en adelante, mayor cautela en la cantidad de agua que suministra.

La planta se marchita y pierde las hojas

Generalmente este síntoma es debido a temperaturas demasiado bajas o a corrientes de aire frío.
Remedio: sitúe la planta en posición más idónea.

Las partes verdes de la planta se decoloran y aparecen como huecas

Este síntoma generalmente es debido a riegos demasiado escasos. Si estamos muchos meses sin regar la planta, especialmente en verano, la planta agota toda el agua contenida en los tejidos y por lo tanto aparece como hueca.
Remedio: no siempre si se llega a este estadio es posible recuperar la planta, en todo caso, vale la pena hacer una tentativa reponiendo un poco más de atención a la planta con riegos adecuados.

Infestación debida a cochinillas

A menudo estas plantas pueden padecer una infestación de cochinilla. Se trata de insectos muy dañinos que pueden ser de dos tipos: cochinilla parda y cochinilla algodonosa. Para estar seguros, sugerimos utilizar una lupa y observar. Se caracterizan por tener una especie de escudo protector, de color oscuro y consistente o de color blanco algodonoso según el caso. Comparen con la foto indicada debajo. Son características, no puede haber error. Además si se intenta sacarlas con una uña, vienen fuera fácilmente.

Cochinilla y Cochinilla algodonosa, enfermedad de la planta

Remedio: retirarlas con un copo de algodón mojado en alcohol o, si la planta es grande y en maceta, se puede lavar con agua y jabón neutro frotando muy delicadamente con una esponja para retirar los parásitos. Después, debe ser aclarada muy bien para eliminar todo el jabón. Para plantas más grandes y plantadas al exterior, puede usar productos químicos específicos.

Fuentes bibliográficas


Encuentraplantas